BOLIVIA NO TIENE UNA POLÍTICA DEFINIDA PARA EL LITIO, MIENTRAS MÉXICO AVANZA

UYUNIANDINA, 25 febrero.- Desarrollo en Bolivia postergado, Proyectos y oferta de litio aumentan en la región,

Sobreoferta baja la cotización del litio en el mercado internacional, mientras tanto se anuncia de nuevos proyectos en México, que podría ingresar en operaciones en la presente gestión.

Los proyectos de litio en la región avanzan y se anuncia el desarrollo de uno de ellos en el norte de México, y también la tecnología para su explotación, mientras el desarrollo en el país se rezaga, debido a que no definieron nuevas políticas las autoridades, según medios de prensa y agencias internacionales.

Mientras tanto, la cotización de la tonelada métrica de litio en el mercado internacional bajó de 16.500 TM en 2018 a 10.500 TM en 2019, debido a la sobreoferta del producto, según el portal cesco.cl.

El portal señala que la oferta del carbonato de litio de países como Australia, China, así como de Argentina, por nuevas operaciones de nuevos proyectos y la ampliación de otros, provocó una caída del precio en el mercado internacional.

Mientras en Bolivia no se tiene una política definida para la industrialización del litio en el Salar de Uyuni, Potosí, a pesar de los avances en el desarrollo del proyecto de carbonato de litio.

MÉXICO

Por otra parte, el norte mexicano se prepara para el auge del litio, considerado el mineral del futuro por su utilidad para la energía renovable, con un megaproyecto de 100.000 hectáreas en el norteño estado de Sonora, donde está uno de los yacimientos más valiosos del mundo, según EFE.

Con una inversión de 420 millones de dólares, en septiembre podría terminar el trabajo de ingeniería de una planta que produciría cerca de 17.000 toneladas anuales de carbonato de litio, explicó Peter Secker, director general de Bacanora Lithium.

Entre tanto el artículo publicado por Dulce Olivera, en el diario digital zonafranca, señala que el Gobierno federal y empresas extranjeras exploran yacimientos de litio en Baja California, Sonora, San Luis Potosí-Zacatecas, Jalisco y Puebla, para –si se logra extraer– producir baterías para autos eléctricos, una tendencia en el marco de la crisis climática.

Sin embargo, el artículo alerta de los problemas que provocan las explotaciones de litio en los grandes yacimientos de la región sudamericana, y Olivera sostiene que en el Salar de Uyuni en Bolivia la disponibilidad de agua se ha reducido por la extracción de este metal, y ha afectado a las comunidades aledañas, las cuales no fueron consultadas de manera previa, libre ni informada antes de la instalación de la planta del Gobierno entonces de Evo Morales.

En el Salar de Atacama en Chile y el Salar Hombre Muerto en Argentina, dos de los principales productores a nivel mundial de este “oro blanco”, la presión hídrica y conflictos sociales son similares.

“En el caso de Bolivia su plan ambiental solo contemplaba qué pasa con la sal que se desecha después de la extracción de litio. Pero no hubo un estudio sobre el impacto de disponibilidad de agua. Es lo que puede suceder aquí en México. Las empresas no consideran el efecto que tiene que ver con la utilización de químicos nocivos para la salud humana y de animales, la contaminación de agua, aire y el daño a suelos”, dijo Jessica Estefanía Jiménez Montoya, autora de una investigación sobre el litio en el país sudamericano. “En Argentina, esos químicos causaron daños en la piel de las personas cercanas al Salar de Hombre Muerto”.

“Es un muy mal indicador el derrame de tóxicos en los ríos Sonora [en 2014 por parte de la minera Grupo México, también responsable de Pasta de Conchos] y la falta de voluntad política y capacidad técnica de autoridades [Semarnat, Conagua] para dar cumplimiento con las disposiciones ambientales. Qué podemos esperar con la extracción de litio en la región norte de nuestro país(México): agregaría una presión más sobre el agua, donde de por sí hay alrededor de 5 mil concesiones mineras”, agregó la especialista en temas hídricos En México, los yacimientos de litio localizados en Baja California (proyecto de la estadounidense Pan American Lithium), Sonora-Chihuahua (de la británica Bacanora y la china Gangef), San Luis Potosí-Zacatecas (de la española Litiomex, filial de Sterling Mining, relacionada con los Panama Papers); dos en Sonora, uno en Jalisco y cuatro en Puebla (reservados por el Gobierno federal desde 2015 y 2018), están apenas en etapa de exploración, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía.

El proyecto más avanzado, ubicado en la sierra alta sonorense cercana a la zona del caso LeBarón, está a cargo del consorcio de las empresas británica Bacanora Lithium y la china Ganfeng Lithium. Con una inversión de 420 millones de dólares, con “minería a cielo abierto” estima producir a partir de 2021 alrededor de 17 mil 500 toneladas anuales de carbonato de litio, y en una segunda fase, 35 mil toneladas al año, de acuerdo con el reporte técnico de viabilidad publicado por Bacanora en enero de 2018.

Pero no sólo México tiene avanzado los proyectos de litio, sino que también las agencias internacionales informaron la intención de invertir, de una empresa china en Perú.

SE ANULÓ ACUERDO CON EMPRESA ALEMANA

En 2018, la anterior administración del Estado eligió a la alemana ACI System GmbH, como socio para el desarrollo del proyecto, y finales de este año Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) y la empresa rubricaron el acuerdo para la conformación de una sociedad mixta.

El 10 de diciembre de 2018, Morales promulgó el Decreto Supremo 3738 de creación de la Empresa Pública YLB Acisa. La alemana tenía previsto invertir 1.200 millones de dólares en un complejo con alta tecnología en el Salar de Uyuni.

Sin embargo, el desarrollo del proyecto así como la inversión se anuló por el Decreto Supremo 4060, el 2 de noviembre, a pedido de las organizaciones cívicas de Potosí.

La empresa alemana lamentó la decisión. Mientras las nuevas autoridades de YLB indicaron a medios escritos, en enero, que se gestiona reuniones con la dirigencia del Comité Cívico Potosinista para la industrialización del litio.

Además, señalaba que existe un acercamiento entre ambos gobierno, Bolivia y Alemania, para tratar el tema de la empresa alemana.

EXTRACCIÓN MÁS ECOLÓGICA DEL LITIO

Mientras tanto, las agencias internacionales informan que ya se trabaja con tecnología de punta para reducir la cantidad de agua utilizada, y más respetosa con el medio ambiente Lilac Solutions desarrolla tecnología abarata extracción. Instalada en Oakland, California.

El fondo Breakthrough Energy Ventures, creado por Bill Gates, financia proyectos vinculados a las energías verdes, e invirtió en Lilac Solutions, que desarrolla métodos más sostenibles para la extracción de litio.

Entre tanto, en el mundo se avanza en el desarrollo de nuevos yacimientos, lo que significa un aumento de la oferta de carbonato de litio. Chile y Argentina están dentro la lista de países exportadores de carbonato de litio, mientras que Bolivia todavía no ingresó a las ligas internacionales.

Fuente: El Diario

Compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *