Bolivia reactiva la producción industrial de cloruro de potasio

La estatal YLB destacó el incremento considerable de los volúmenes de producción del agrofertilizante, así como el rendimiento y la calidad con relación a gestiones anteriores.

Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) Corporación reactivó las operaciones de la Planta Industrial de Cloruro de Potasio, ubicada en la localidad Llipi, al sur del salar de Uyuni, provincia Sud Lípez del departamento de Potosí, tras ser paralizada durante el periodo del régimen de facto.

El presidente ejecutivo de YLB, Marcelo Gonzales Saique, luego de una reciente inspección realizada al complejo industrial, el sábado 20 de marzo, destacó el incremento considerable de los volúmenes de producción de cloruro de potasio por día, así como el rendimiento y la calidad con relación a gestiones anteriores.

La Planta Industrial de Cloruro de Potasio fue inaugurada el 7 de octubre de 2018 por el entonces presidente Evo Morales, con una inversión aproximada de $us 188 millones, y se constituye en el primer proyecto de industrialización de los recursos evaporíticos que consolidó el Estado boliviano en la inmensa planicie del salar de Uyuni.

La factoría tiene una capacidad de producción de 350.000 toneladas de cloruro de potasio por año. Los principales beneficios del fertilizante agrícola, de gran demanda en el mercado nacional e internacional, consisten en incrementar el rendimiento de los cultivos y mejorar la calidad y la resistencia a las enfermedades.

“La calidad del producto está sobre 61 por ciento en unidades de concentración de K2O (oxido de potasio), vale decir, toda la producción es grado estándar, por tanto, el precio de venta será mayor para nosotros dado que a la fecha se tiene una alta demanda de este fertilizante”, mencionó el presidente ejecutivo de YLB Corporación, citado en un comunicado de prensa de la institución.

Agregó que la reactivación del complejo industrial es el resultado del trabajo técnico y planificado en los meses de enero y febrero. Gonzales Saique constató que sólo en el día de la inspección la planta llegó a producir 493 toneladas de cloruro de potasio, por lo que encomendó al personal a cargo a mantener estable ese nivel.

El ejecutivo inspeccionó la planta desde la recolección de las sales en las piscinas de evaporación, la separación, el proceso de secado, hasta la obtención del producto final y el posterior control de calidad para su comercialización a nivel nacional e internacional.

De acuerdo a los datos del Ministerio de Hidrocarburos y Energías, en 2020, durante el régimen de facto, el país debía percibir ingresos por Bs 71,6 millones por las ventas de cloruro de potasio; sin embargo se llegó a generar solo Bs 13,6 millones (19%).

Asimismo, durante ese periodo la producción del agrofertilizante sólo llegó al 30% de la meta prevista, es decir a 18.639 toneladas métricas (TM) de 60.968 TM. ( Periódico Bolivia)

Compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *