Incidente militar fronterizo causa tensión con Chile, hay detenidos

El Gobierno boliviano aguarda que el impasse se resuelva por la vía diplomática y aclaró que los efectivos realizaban tareas de lucha contra el contrabando.

La detención de tres militares bolivianos en la frontera Pisiga-Colchane generó una nueva tensión entre Chile y Bolivia. Para las autoridades del vecino país, los uniformados están involucrados en robo de vehículos, portación de armas de guerra, además, avanzaron varios kilómetros hacia territorio chileno y dispararon contra Carabineros (policías chilenos). En cambio, el Ministerio de Defensa informó que los efectivos realizaban un operativo de comiso de motorizados  que se internaban ilegalmente a territorio boliviano.

El Gobierno boliviano anunció que buscará una solución por la vía diplomática, “para superar este lamentable impasse”. Pero autoridades chilenas calificaron de “grave” el hecho y llevaron hasta estrados judiciales a los detenidos; el alcalde de Colchane, Javier García, considera que no corresponde la salida diplomática en este tema porque hay actos delitos que deben investigarse.

El incidente se registró la madrugada del miércoles, cerca de las 00:15, en la frontera Pisiga (Bolivia) – Colchane (Chile). Tres personas denunciaron que sufrieron el robo de sus vehículos y acusaron a los militares bolivianos. Las presuntas víctimas habrían indicado que les intimidaron y dispararon a sus vehículos, para luego sacarlos del interior y llevarse los motorizados, según el reporte de diarios chilenos.

Luego, Carabineros iniciaron la investigación e interceptaron a tres vehículos (dos de color gris y uno rojo) que supuestamente escapaban hacia territorio boliviano; los motorizados eran conducidos por personas que vestían uniforme militar.

“Al intentar fiscalizarlos, del primer vehículo efectúan disparos en contra del personal de Carabineros, siendo repelidos con armas de fuego de servicio y logrando la detención de uno de los vehículos que se daban a la fuga, deteniendo a tres hombres que portaban dos armas del tipo fusil y dos pistolas”, detalla el informe de Carabineros, según BioBio Chile.

Tres militares bolivianos fueron aprehendidos y presentados ante autoridades judiciales de Pozo Almonte, instancia que dispuso que los denunciados permanezcan detenidos por tres días en el penal de Alto Hospicio, mientras se desarrolla algunas diligencias investigativas.

Los detenidos son el teniente Jaime H., subteniente Níger P., y el sargento segundo José B. C.; en la audiencia, el teniente denunció que fueron agredidos por los uniformados chilenos, aseguró que él y sus camaradas se detuvieron cuando fueron interceptados y no ofrecieron resistencia. “Me golpearon la cabeza con las pistolas”, aseguró.

Pero las autoridades chilenas aseguraron que  militares bolivianos dispararon a Carabineros e ingresaron 15 kilómetros a su territorio al momento de la detención. Sin embargo, la Fiscalía de Chile, en dicha audiencia, señaló que los acusados fueron capturados muy cerca de un hito fronterizo que estaba señalizado y que el mismo se encuentra a un kilómetro del límite fronterizo entre Bolivia y Chile.

“Es grave por la cantidad de kilómetros que se internan (en territorio chileno) estas personas, es grave porque también efectúan disparos con sus armamentos de guerra”, dijo el ministro del Interior de Chile, Rodrigo Delgado.

Frente a esa situación, el Ministerio de Defensa de Bolivia emitió un comunicado en el que explicó que los militares son parte de la Fuerza de Tarea Conjunta “Bravo” de Huachacalla y realizaban un operativo de lucha contra el contrabando para el comiso de vehículos indocumentados que se internaban ilegalmente a territorio boliviano.

“En esas circunstancias, la patrulla que realizaba el operativo fue interceptada por Carabineros de Chile, haciendo uso de la fuerza; producto de ese incidente resultó herido un oficial boliviano que fue trasladado a la ciudad de Oruro, Bolivia, para su atención médica y tres efectivos bolivianos fueron retenidos por Carabineros”, refiere el comunicado.

El ministro de Defensa, Edmundo Novillo, dijo que esa situación es un impasse que debe resolverse por la vía diplomática, por ello aguarda madurez de parte de las autoridades chilenas. “Recurriendo al entendimiento, el razonamiento, las normas diplomáticas de país a país, es que se pueda esclarecer y se pueda resolver este lamentable impasse. Nuestro canciller con todo el equipo que le acompaña  está trabajando en este tema”, manifestó Novillo.

Reacciones políticas

  • Bolivia  El diputado Héctor Arce dijo que las detenciones registradas en Chile son un atropello a efectivos que luchan contra el contrabando. Señaló que Chile no hace controles a vehículos indocumentados que ingresan por la frontera a territorio boliviano.
  •  Chile El alcalde de Colchane, Javier García, anunció que interpondrá acciones para evitar que el tema   se resuelva en la vía diplomática, tal como ocurrió en 2017   con un incidente similar con militares detenidos.

(Pagina Siete)

Compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *