Potosí: auditoría halla vacunaciones irregulares y fallas en cadena de frío y bioseguridad

La supervisión del proceso se llevó a cabo entre marzo y mayo de 2021. Detectó fallas en los registros y más de 260 casos de menores de 30 años que habían sido vacunados sin respaldos de una patología de base.

La Contraloría detectó falencias en la cadena de frío, vacunaciones irregulares y fallas en los protocolos de bioseguridad  en una supervisión realizada  al proceso de inmunización anticovid en el departamento de Potosí, entre marzo y mayo de 2021.

“En el marco de su competencia de fiscalización, corresponde a la Asamblea Legislativa Departamental de Potosí (ALDP) conminar a la máxima autoridad que reconduzca el proceso de vacunación, considerando las deficiencias reportadas en el informe adjunto, y lo establecido en el Plan para la Vacunación Contra la  Covid-19”, dice una nota firmada por el contralor Henry Ara Pérez.

La nota está dirigida al presidente de la ALDP, Marcial Ayali Villca, y adjunta una copia del informe de Supervisión Nº EP/GP11/Y21 G1,  emitido por la Contraloría General del Estado. El documento muestra los resultados del control al  “Monitoreo y Supervisión” que debe realizar la Gobernación de Potosí —por medio de su Servicio Departamental de Salud (Sedes)— al proceso de vacunación contra la Covid-19.

Página Siete intentó comunicarse con Ayali, con la vicepresidenta de la ALDP, Ana María Colque, con el gobernador Jhonny Mamani y con el director del Sedes, Eloy Tirado, para conocer su posición ante el informe,  pero ninguno atendió las llamadas.

El encargado del Programa Ampliado de Inmunización (PAI) David Choqueticlla se excusó de responder por su apretada agenda. 

La cadena de frío

El informe al que tuvo acceso Página Siete establece que el PAI del Sedes Potosí no conformó un equipo de supervisión, ni ejerció las supervisiones necesarias  a la cadena  de frío que requieren las dosis. Esto incumple el Plan de Vacunación contra el Coronavirus aprobado  por  Resolución Ministerial N° 008, del 10 de marzo de 2021, que instruye la realización de  estos controles para garantizar la inmunización

La Contraloría advirtió  que el incumplimiento pleno a  la instrucción genera y deja pasar al menos cuatro falencias.

La primera es que hay un descontrol en la estabilidad de las temperaturas que deben tener los congeladores en los que se  resguardan las vacunas Sputnik-V, cuyo estándar de conservación, según el plan, es de -18 ° C.

La segunda  observación es que las instalaciones en las que  funciona  la cadena de frío del Sedes  Potosí no son funcionales y tienen espacios  reducidos. “En la sala  principal se recibe, almacena, manipula y distribuye las vacunas a los establecimientos de salud y las diferentes redes de salud.  Además, en esos ambientes se halla un contenedor blanco vertical que conserva las Sputnik-V, un contenedor azul con las vacunas regulares del PAI, cajas con jeringas y los palets donde llegaron  las dosis”.

En tercer lugar, se observó que los dos refrigeradores domésticos y los dos congeladores que conservan las dosis de Sinopharm y Sputnik-V —respectivamente— se encuentran en un ambiente sin ventilación, con ventanas cerradas y cubiertas con cartones. 

Como cuarta falencia se evidenció que en los nuevos predios del Sedes deberían estar en proceso de instalación de dos cámaras frigoríficas, pero que, por falta de espacio, ahora están desarmadas.

“Las situaciones descritas podrían incidir en el almacenamiento y conservación de las vacunas en el rango de temperatura adecuada, y a su  vez provocar que pierdan efectividad”, advierte el informe de la Contraloría. 

Al margen de lo anterior, se verificó que la cadena de frío del PAI sólo cuenta con un responsable y una enfermera de logística. Ambos  son los encargados de la recepción, almacenamiento, manipulación y de garantizar la conservación de las vacunas , así como de su distribución al área urbana.

En una “inspección ocular in situ” a cinco puntos de inmunización masiva (el 27 de abril y del 12 de mayo de 2021) se comprobó  la falta de medidas de bioseguridad. En tres puntos no se realizaba el control de la temperatura, en dos no se practicaba la desinfección de manos y ninguno era fumigado o contaba con el pediluvio. 

Además se detectó que no se informaba a cada persona sobre  los posibles efectos adversos que pueda tener la vacuna. Tampoco se preguntaba al ciudadano si tenía o presentaba algún síntoma  —como dolor de cabeza, fiebre, resfrío u otros— que pueda afectar la inoculación.

También se detectó errores de datos en las planillas de vacunación y en el Registro Nominal de Vacunación Electrónica (RNVE) del SUS. Entre algunos ejemplos; un joven de 18 años que fue vacunado por tener enfermedad de base no fue registrado en el sistema. 

Otras seis personas que figuraban en la planilla física de un centro médico aparecieron en otro dentro del RNVE. Otro joven de 23 años fue reportado en su certificado como si tuviera  42.

“Por lo expuesto, es pertinente que la Gobernación dote de los recursos económicos y técnicos necesarios para realizar la supervisión adecuada al proceso de vacunación hasta su conclusión; a efectos de identificar y  corregir falencias y debilidades y garantizar el logro de las metas”, se sugiere.

262 vacunaciones a menores de 30 sin respaldo de  mal de base  

El informe emitido por la Contraloría dice que en el registro de vacunación en Potosí, al 13 de mayo de 2021 figuran 262 personas menores de 30 años que recibieron la inmunización. En ese momento las dosis eran aplicadas a personas mayores de 40 años. Sólo los jóvenes con patologías de base, certificadas,  podían acceder a la vacuna.

Sin embargo, en ninguno de los casos identificados por la auditoría  se  encontró  la  información de la enfermedad de base que posibilitó la vacunación: ni en las planillas físicas ni en el RNVE. Estas inoculaciones se realizaron en al menos 10 centros médicos y puntos de inmunización masiva de Potosí.

Estos casos también son consecuencia de no designar un responsable o una comisión de supervisión que verifique el cumplimiento de los aspectos previstos en la planificación, organización y ejecución del proceso de vacunación, dice el informe.

Añade que,  por lo expuesto, tampoco  se aplicaron los formularios diseñados a escala nacional  ni se elaboraron informes de   las diferentes etapas de vacunación ejecutadas dentro del departamento de Potosí.

En su parte final, el documento de la Contraloría señala que en relación al “Monitoreo y Supervisión” establecidos en el Plan para la Vacunación no se están desarrollando los pasos según 1o previsto por el Sedes. 

“Por cuanto se identificaron deficiencias que  podrían repercutir en el proceso de vacunación y, por tanto, en que no se logre el objetivo de contribuir a la reducción del impacto de la pandemia en la sociedad y la economía boliviana”.  

Cabe recordar que en este departamento, como en el resto del país, la vacunación a personas mayores de 18 años, con o sin patologías de base,  fue instruida  por el presidente Luis Arce  recién la semana pasada. Potosí  formó parte de las regiones que pidieron quitar la restricción de edad para poder llegar con los inyectables a la mayor cantidad posible de habitantes.

Potosí gestiona   compra de dosis cubanas

El gobernador de Potosí, Jhonny Mamani, manifestó  que en reuniones con el Ministro de Salud y con el presidente Luis Arce solicitó  gestiones para la adquisición de la vacuna anticovid cubana  para su departamento. Aseguró que hay un compromiso  para coadyuvar en este cometido, pero que si hubiera un incumplimiento, el gobierno departamental logrará la compra.

“Esta vacuna  tiene una eficacia de ente 93% y 95% en la inmunización contra la Covid-19. Ya hemos tenido una reunión virtual con el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de Cuba”, manifestó la autoridad departamental.

Estimó que si las gestiones son efectivas, las dosis podrían arribar a Potosí en agosto. 

“Vamos a  trabajar en este tema sin descuidarnos, para lograr nuestro objetivo de inmunizar a toda la población potosina”, recalcó Mamani.

Hasta la fecha, solo Venezuela anunció la adquisición  de un lote de los inyectables cubanos Abdala. A un paso de su aprobación para   uso de emergencia,  los inmunizadores ya son aplicado en médicos  cubanos y ciudadanos venezolanos.

Las autoridades farmacéuticas de la isla señalaron que sus dos vacunas llegaron a la fase tres de los estudios. Según los resultados -que no fueron publicados ni aprobados por ninguna entidad médica reguladora-   la Soberana 02 logró una eficacia del 62% con dos dosis, mientras que la Abdala (la que es aplicada en Caracas) logró  una eficacia del  92,28%. Esta última consta  de  tres dosis que deben ser aplicadas en un intervalo de 14 días.

Desde Cuba se informó  que tanto la Soberana 02 como la Abdala fueron elaboradas con la  tecnología de “vacuna de subunidades”. A  diferencia de los  fármacos  aprobados por la OMS  hasta ahora, la vacuna Abdala está fabricada a partir de una fracción proteica del virus Sars-CoV-2.

  Tercera ola   de covid 

  • Contagios Hasta el viernes 2 de julio, el reporte epidemiológico dio cuenta de 22.386 casos positivos acumulados en el departamento de Potosí, desde que empezó la pandemia. De ellos 3.307 eran casos  activos y 18.356, recuperados.
  • Muertes Hasta el viernes fueron contabilizados 723 decesos, 362 ocurrieron en la Villa Imperial. Le sigue Tupiza con 94 decesos, Villazón con 62, Llallagua con 53 y Uyuni con 42. El  resto de muertes se divide entre los municipios restantes.
  • Camas El 2 de julio había 196 personas internadas en 12 hospitales públicos y del seguro social. 19 estaban en unidades de cuidado intensivo  y 23 en unidades de terapia intensiva.
  •  Vacunas  El reporte del Ministerio de Salud establece que hasta el 2 de julio  se aplicó la primera dosis  a 99.455 habitantes de Potosí. La segunda dosis llegó a 33.507 personas.
  • Penal Por el contagio de dos reclusos, el  Sedes Potosí desplazó dos brigadas al penal de Cantumarca. Una para realizar pruebas antígeno nasal y PCR,  captar los  casos positivos, aislarlos y tratarlos; y la segunda para vacunar a los privados de  libertad que no accedieron a las dosis en pasados meses.
  • Estudios  La Cooperación Alemana GyZ financiará un proyecto para promover la vigilancia epidemiológica activa y permanente. Se hará un   secuenciamientos y estudios de cero prevalencia para conocer las variantes genómicas de la Covid-19 que circulan en Potosí y conocer el efecto de las vacunas que se aplican en el departamento.  El  proyecto  involucra a la Universidad de Medicina “Charité” de Alemania, que durante el mes de julio enviará brigadas de especialistas.

(Fuente El Potosí)

Compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *